INICIO

RETRATO

OBRAS

RETAZOS

MÚSICA

SUEÑOS    

FUTURO

FOTOS 

POEMAS

CORREO

PROLOGO

 

Muestras de POEMAS

________________________

Otra vez llegó con asiduidad la Musa que me inspira y, cuando uno piensa que el pozo está vacío, cuando uno cree que hay que dejar ese sentimiento tan íntimo en barbecho, entonces, sin que nada me lo avise, el manantial surge imparable y los remolinos de versos se atropellan cristalinos entre la corriente, con tanta fuerza que soy incapaz de oponerme. Después, mis noches, repletas de influjos mágicos, me proveen de la imaginación suficiente y del ansia por contar lo que llega hasta mis ojos y la forma en que lo hace, que, quizá, no sea la misma con que accede a los demás.

Así, es posible que, cuando me adentro en el tejido subyugante de las calles de Zamora, mis ojos no ven, sino que admiran, idean, imaginan y se inventan otras Zamoras distintas y surrealistas que mi sentido creativo sólo sabe transmitir con mis manos escribiendo sobre un papel o un teclado para desgranar mis poemas o, también, con mi pequeña cámara fotográfica con la que en ocasiones soy capaz de recuperar esa visión mía en forma de un plano distinto, un ángulo inesperado o, simplemente, una visión ideográfica soslayada por otras miradas.

En este cuarto poemario, mis pequeños poemas o coplillas de tres o cuatro versos, toman de nuevo la preponderancia del total del libro y consiguen sustraer de mí los pensamientos sobre aquellas cosas de la cotidianidad: un jardín, una calle, los sentimientos de un enamorado; o la trascendentalidad: la guerra, la pobreza, la maternidad, etc. Sin embargo, ya estaba deseando finalizarlo para comenzar el siguiente.