INICIO

RETRATO

OBRAS

RETAZOS

MÚSICA

SUEÑOS    

FUTURO

FOTOS 

POEMAS

CORREO

Un carismático local situado en una de las Ramblas de Barcelona. Me llevó allí mi buena amiga Gloria. Después dejó que mis ojos bebiesen el ambiente tan especial, tan propio de tanto intelectual y aprendiz de artista. Alguien se levantó desde su silla y sin moverse de la mesa recitó un poema. Algunos aplaudieron y otros se limitaron a seguir su conversación interrumpida. Sobre las mesas, más papeles y borradores que vasos, pero todos los concurrentes apegados a su cohorte de admiradores, de cortesanos y halagadores. Más tarde, sentí como algo había traspasado mis sentidos haciendo huella en mi memoria para siempre. Aunque puede que la influencia de una sonrisa cálida a mi lado también tuviera su parte de culpa. Els Quatre Cats, un célebre café  situado en las Ramblas de Barcelona, abierto el 12 de junio de 1897  y que prestó su nombre a su homónimo de Paris, una "taverna" que frecuentaba Pablo Picasso, así como otros artistas de renombre universal. Acá, intimistas Ramblas, aún se reúnen personajes del mundo de las letras e incluso cantautores bien conocidos.