INICIO

RETRATO

OBRAS

RETAZOS

MÚSICA

SUEÑOS    

FUTURO

FOTOS 

POEMAS

CORREO

LEYENDA DE LAS SOMBRAS...

PRÓLOGO DEL AUTOR

El alcalde recibe a un técnico en un pueblo de Castilla y lo agasaja en su bodega, junto al pastor y otro personaje más. La leyenda sale a relucir en el medio de unos abundantes tragos de vino y, lo que le sucede poco después a Julio, queda en el más absoluto secreto de su corazón, el protagonista sin fuerza para reconocer y admitir nada de lo ocurrido; el dolor ajeno y el terror espeluznante bien mezclados en su memoria para siempre. ¿El poema?, ha sido la semilla del relato y no al revés.
El bar del pueblo se abrió a mis ojos cuando Zato, el alcalde, empujó la desvencijada puerta dejándome paso. Una puerta repintada de un oscuro gris, hecha de gruesa tablazón y con la media parte superior entreabierta, dejando escapar por la rendija el ambiente de la tasca, como un evadido furtivo. Después entré incitado por su mano, que se movió como una pala invitándome a pasar al interior, que me recibió lleno de unas dos docenas de pares de ojos repletos de suspicacia y una vaharada de intenso olor a bodega antigua...

En la mayor parte de las ocasiones, el autor se deja inducir por un relato para concebir después el poema. En mi caso, más concretamente en este caso, el poema surgió antes que nada, traído por la pena y la angustia que me produce la desertización cada vez más acuciante del planeta y, aún más, de nuestro trocito de la España que se nos muere entre los dedos en todos los sentidos. Por todo ello nació el poema, que como una sutil metáfora, cuenta por qué han ido desapareciendo los árboles, esos amigos a los que en otras ocasiones les recito y les recuerdo en mis versos como un homenaje al beneficio que nos regalan. ¿El relato?, el relato ha fluido como una consecuencia de mi parte racional.

La parábola del espectro que vaga penitente de su crimen contra la naturaleza, relatada en esas estrofas, en ese poema de verso tan largo y significado tan prieto, fue el que dio lugar a la historia, este relato con nombre tan alargado como las sombras que preconiza. Un cuento lleno de fantasía y de un final poético y aleccionador en el cual, formando parte de su sustrato, se integra de forma natural el poema que le trajo a la vida.