INICIO

RETRATO

OBRAS

RETAZOS

MÚSICA

SUEÑOS    

FUTURO

FOTOS 

POEMAS

CORREO

Está rompiendo el alba

PRÓLOGO DEL AUTOR

¡Cuantas vidas! ¡Cuantos otoños y primaveras se ocultan en cada una dellas! ¡Cuántas noches de duermevelas se esconden en cada línea y cuantas dellas en un poema!

Así, paso a paso, dejando huella, van surgiendo cada sueño para volar al alba, libres y emancipados, los versos ocultos desde mundos apartados y sembrar simiente de sentimientos en blancas praderas, mundos ilimitados donde correr y jugar los niños que habíamos ocultado.

Todavía cada mañana, como vidas nuevas, los cielos entran en los ojos para borrar las pesadillas de noches turbias y enseñarnos las nubes y las aves que las cabalgan, tirando de nuestros miedos para llevarlos lejos y enseñarnos el sol que luce de nuevo en esperanzas de futuros, unos aunque fuesen un nimio instante de ideas que nunca se probaron y quedaron en barbecho, esperando... esperando...

            Y pasa el día, con sus minutos y sus tardes de jardines donde el sol juega al escondite hasta que, campanadas de rosarios, llega la luna arrastrando del fondo estrellas y cortinas de luceros que sugieren, que murmuran e invitan a la musa que te inspira y que te coge la mano con ternura suave y sin que puedas evitarlo, te lleva a roturar nuevos campos con sangre de tinta y semillas de letras provistas de vida propia, que después miras sorprendido nacer sus flores, tan deprisa que apenas puedes recoger la mies y amasar el nuevo pan que te da la vida.

Y dijo el poema:

–Vestios de otoño, árboles erguidos

y poneos las ropas de color amarillo,

con jeribeques de ocre y cenefas de oro

para tapizar el puente que atraviesa el río

y revestir los senderos de cada orilla,

con alfombras crujientes que ablandan caminos

por donde el verano escapó con un coro de trinos.

Derechos de Autor: ZA-08-10  

EL LIBRO