INICIO

RETRATO

OBRAS

RETAZOS

MÚSICA

SUEÑOS    

FUTURO

FOTOS 

POEMAS

CORREO

Desde mi amura

La amura, un término marino empleado como metáfora para dar título a mi nuevo poemario, es un simbolismo que me lleva a abandonar la mirada en la lejanía, desde mi muralla, desde mi propio yo, desde el borde de mi íntimo e intrínseco universo, desde donde contemplar el paso de la vida, el discurrir de los días mientras dejo que fluyan los versos que nacen de algún lugar ignorado como si fueren las olas de un océano.

Y la amura, ese vocablo tan específico para la gente avezada a la mar, me permite viajar en la inmensidad de las palabras y echar mis redes desde una imaginaria borda para lograr la captura de los poemas que se deslizan bajo la quilla de mi consciencia. Así consigo que el tiempo transcurra con suave armonía y que yo no me quede abrumado por la oscuridad del finisterre insustancial.

Sin embargo, en esta ocasión, algún escollo reciente de mi transcurrir vital, ha hecho que la inspiración tardase más de lo esperado y por ello he sentido en algún momento la desesperanza y el dolor que se padece cuando se pierde algo querido y preciso, aquello que te sustenta en tu propio ego. Quizá mi fuerza de voluntad haya sido la que ha permitido que la musa que me mantiene haya sido benevolente y me haya concedido recuperar esa motivación creativa, para que algún agresor impío y desprovisto de sentimientos se avergüence si algún día llegase a saber interpretar el cuaderno de este poeta al que envió al borde del abismo. Quizá no quisiera perder a sus hijos como yo no he querido perder a los poemas, que son los míos.

Derechos de Autor:  ZA-80-2011

EL LIBRO